DestacadoMedio Ambiente

El impacto del cambio climático en las aguas de América Latina y el Caribe

La variabilidad climática y los eventos extremos ya están afectando gravemente a la región. Se prevé que en América Central y América del Sur continuarán produciéndose los cambios observados en el flujo fluvial y la disponibilidad de agua, los que afectarán a las áreas más vulnerables.

La rápida urbanización, el desarrollo económico y los cambios demográficos y del consumo son algunas de las principales causas socio-económicas de la presión que soportan los sistemas hídricos, a las que se suman las repercusiones del cambio climático. La pobreza es una preocupación central en la mayoría de los países y acrecienta la vulnerabilidad al cambio climático. La falta de recursos económicos también se traduce en desigualdad de acceso al agua y al saneamiento y viceversa. El riesgo creciente de contraer enfermedades transmitidas por el agua afecta más a los pobres. La vulnerabilidad también es alta en las zonas rurales, los factores climáticos limitan las opciones económicas y provocan el éxodo rural.

Para muchos países de la región, el cambio climático tiene como telón de fondo la interacción y a veces la competición intersectorial por el agua, en la que compiten las zonas urbanas, los sectores energético y agrícola y las necesidades de los ecosistemas.

El hecho de que las estrategias de desarrollo casi no mencionen explícitamente los problemas transfronterizos del agua-clima indica que todavía existen algunas barreras para la cooperación en torno a las aguas transfronterizas en algunas partes de la región.

Expertos del agua se unen para afrontar el cambio climático

A través del programa Hidrológico Intergubernamental de la UNESCO en América Latina y el Caribe, expertos y científicos de la región avanzan en acordar sus observaciones, promoviendo y fomentando la discusión y la colaboración científicas.

En esta oportunidad se da énfasis en las actividades desarrolladas por el Grupo de Trabajo del PHI-LAC sobre Nieves y Hielos, reunidos en diciembre de 2019 con motivo de la Cumbre de Ministros de Agua del Caribe organizada por las Naciones Unidas para la Educación, el Programa Hidrológico Intergubernamental de la UNESCO, y la Asociación de Aguas y Aguas Residuales del Caribe. Los expertos trabajaron con foco en el estado de los glaciares en países latinoamericanos, donde expresaron su preocupación por las graves consecuencias de no establecer medidas adecuadas y rápidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

En relación a la gestión de las aguas urbanas las dificultados son también de gran magnitud, en una región donde más de 80% de la población vive en ciudades, siendo el continente más urbanizado del planeta. En este sentido, expertos del agua se reunieron durante la Conferencia Regional de la Alianza de Megaciudades de América Latina celebrada en 2019, para llamar la atención sobre estos importantes desafíos.

Por su parte, el Caribe enfrenta enormes desafíos por el aumento del nivel del agua del mar y de la intensidad de fenómenos hidroclimáticos extremos. Los Ministros responsables de los recursos hídricos de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) del Caribe, se reunieron en Saint Kitts y Nevis en octubre de 2019 para intercambiar sus conocimientos sobre sobre seguridad hídrica, donde señalaron que el cambio climático está empeorando la gravedad de estos desafíos. Asimismo, reconocieron el progreso ya realizado dentro del Caribe para acelerar los esfuerzos para construir resiliencia climática y mejorar la sostenibilidad en el sector del agua en el Caribe.

Con información de la UNESCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *