Pamela Macias Cepeda

El 12 de febrero de 2013, Mónica Esparza, su pareja y su hermano viajaban en un auto en Torreón, cuando fueron detenidos por agentes de la Policía municipal.

Le dijeron a ella que era sólo una revisión de rutina, por lo que decidió acompañarlos a la Dirección de Seguridad Pública, en donde finalmente los tres fueron torturados.

En el traslado a la delegación de la PGR su pareja murió a causa de los golpes que sufrió, pero no se sabe qué pasó con su cuerpo.

Sin decirle cargos, Esparza y su hermano fueron trasladados a la Ciudad de México, donde firmó lo que después sabría que era una confesión de delitos, y fue presentada a medios de comunicación como parte de una banda de secuestradores.

Acusada presuntamente por los delitos de secuestro y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército, se le dictó prisión preventiva por lo que fue trasladada al Centro Femenil de Readaptación Social de Coatlán del Río, Morelos.

La audiencia de vista, la última del proceso que se lleva a cabo en el Juzgado Primero de Distrito en la Comarca Lagunera, se realizó el 12 de febrero pasado, justo cuando Esparza cumplió 7 años de detención.

Esta mañana, Melissa Zamora, defensora del caso, informo que el 11 de marzo, se dictó sentencia dando como resultado la libertad absoluta de la joven y su hermano, pues se demostró que se violaron sus Derechos Humanos y se les fabricaron las pruebas que los inculpaban.

Cabe mencionar que cuatro años después de su detención, se dio a conocer el caso, por lo que Amnistía Internacional, la ONU-DH, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C. (Centro Prodh), la Red de Mujeres de La Laguna, la Universidad Ibero Torreón y otras asociaciones, documentaron la existencia de tortura en su contra, hasta conseguir su libertad.

“Al ser víctima de tortura sexual se tiene que declarar su liberación”, puntualizó Zamora.

Además, se hizo entrega al juez de las más de 50 mil firmas recaudadas a través de la plataforma de peticiones Change.org, donde se pedía su liberación.

Será en las próximas 24 horas cuando Mónica y su hermano sean liberados, reconocidos como inocentes de los cargos que les habían imputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *