DestacadoEducaciónRegionalSalud

La ficha psicopedagógica

Pamela Macias Cepeda

Recuerdan que en primaria niñas y niños tenían una ficha psicopedagógica que se pasaba de curso en curso e incluso llegaba a la secundaria, ¿qué es y qué paso con ella?

Marimar Centeno, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), Unidad Torreón, menciona que es una herramienta que sirve para recoger información, analizar, interpretar y valorar los datos, para establecer objetivos o detectar algo que requiera una pronta intervención y tomar decisiones respecto a las personas evaluadas.

Para Ana Karen Reyes López, Alejandra García Ortiz y Blanca Lizeth Landeros Díaz, encargadas del Departamento de la carrera de Psicología en la Facultad de Ciencias de la Salud (FACSA), de la UJED, este documento es el expediente clínico del psicólogo.

     “Es la que nos habla de los antecedentes de un niño, ahí se detectan las áreas de oportunidad, fortalezas y las debilidades”, señaló Alejandra.

Las especialistas argumentan que la ficha se lleva a cabo en niveles de educación básica, sin embargo, es necesario que en niveles superiores se implemente.

      “Los jóvenes no están exentos a presentar alguna dificultad mental, pues en las universidades se da mucho la depresión y la ansiedad”, añadió Landeros Díaz.

Además, el Departamento de Psicología de la FACSA argumentó que se necesita de un área de psicología dentro de las escuelas, que sea preventivo y detecte casos específicos.

En esto concuerda Centeno Aranda, pues aseguró que es importante promover el bienestar emocional en niños y jóvenes, creando estos espacios de expresión, apoyo y contención.

     “Los estudiantes tendrán la oportunidad de decir si están pasando por alguna situación y asimismo se les dará una intervención temprana”, afirmó.

En su opinión, Manuel Cervantes Mijares, director del Instituto de Investigación en Procesos de Desarrollo Humano, mencionó que los seres humanos son seres integrales, formados de biología, dimensión social interactiva y espíritu, pero también tienen una mente y emociones.

Por lo que, para él, la educación que se pretende o que se jacta de ser una educación completa e integral debe abarcar todas estas dimensiones.

Por lo tanto, un departamento de psicología o psicopedagogía en instituciones se debe dedicar a cuidar la inteligencia emocional y la salud mental de los integrantes de un plantel, expuso el reconocido especialista.

     “Les enseñamos español, matemáticas, física, química, pero no vemos que también es importante su interacción social y sus emociones. Los departamentos están ahí, pero deben der preventivos, actuar antes de que algo suceda y darle su lugar a la salud mental”, puntualizó.

¿Qué es la salud mental?

La OMS la define como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Sigmund Freud se refirió a la salud mental como la capacidad de amar y trabajar.

-¿Los jóvenes expresan sus emociones y buscan ayuda de un profesional?   Marimar Centeno respondió.

-Es bajo el porcentaje de quienes acuden con especialistas de la salud mental debido a la falta de economía, y en las instituciones públicas las citas las dan con mucho tiempo de espera, aún y cuando poco a poco se gana más terreno en cuanto la cultura de la salud mental, muchos optan por desahogarse en las redes sociales, quedando expuestos a diversas opiniones que pueden empeorar su padecimiento.

Quienes asisten con especialistas calificados, aprenden nuevas formas de afrontamiento más adaptativas, ante cualquier situación que se les presente”, dijo la entrevistada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *