DestacadoRegional

Una escuela en silencio

Armando Rivera

Un moño negro acompaña al logotipo del Colegio Cervantes. Al bajar la vista, en su entrada principal, están las veladoras que durante el fin de semana fueron colocadas en memoria de las personas fallecidas.

Sus aulas están vacías y guardan el silencio del luto. No hay el ruido de las escuelas. Ya desde el sábado, Jaime Méndez Vigatá, director del Cervantes, había mencionado que no tendrían clases, pero que las instalaciones estarían abiertas para dar apoyo a las personas que presenciaron este episodio y establecer estrategias para fortalecer la seguridad en la institución.

Los padres llegaban, algunos acompañado de sus hijos, sin decir palabra. Y accedían por una entrada lateral.

Fuera de la institución, de la información que puso a Torreón en el foco nacional e internacional, el día sigue su curso con tranquilidad. La gente sigue yendo al Bosque, comprando licuados como es habitual. Sólo que, al pasar, voltean la mirada hacia la escuela.

 

Implementan operativos en instituciones

A raíz de los hechos del viernes, las autoridades estatales de Coahuila han comenzado con los operativos de revisión de mochilas en las instituciones educativas, a fin de prevenir que los estudiantes lleven consigo objetos que puedan causar alguna clase de daño.

Las instituciones educativas, por su parte, decidirán qué medidas tomarán, como es el caso de la Universidad Autónoma del Nor Este, en donde su directora, Martha Silvia Argüelles, dijo que ya se encuentran reflexionando al respecto, pero que piden el apoyo de los padres en el acompañamiento y en prestar atención en las actitudes de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *