Ciencia y TecnologíaDestacadoEducaciónNacional

Investigadora de la UAdeC es nombrada presidenta del CONAECQ

En Asamblea General del Consejo Nacional para la Evaluación de Programas de Ciencias Químicas, A.C. (CONAECQ), se nombró a Catalina María Pérez Berumen presidente del Comité Directivo de este Organismo Acreditador para el periodo 2019-2021.

Catalina Pérez Berumen es catedrática investigadora de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Coahuila, cuenta con un Doctorado en Ciencia e Ingeniería de Materiales (Química Macromolecular) por el Institut National Polytechnique de Grenoble de Francia.

CONAECQ forma parte de los organismos acreditadores reconocidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior, A.C. (COPAES), que es una asociación civil sin fines de lucro, que actúa como la única instancia autorizada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), para conferir reconocimiento formal y supervisar a organismos acreditadores.

En entrevista comentó que este nombramiento no es un logro individual, sino que es el reconocimiento nacional que se le hace a la máxima casa de estudios por contar con acreditación en todos sus programas educativos.

Comentó que su principal función como presidente del CONAECQ es ayudar a las universidades a mejorar su calidad académica, para que de esta manera los estudiantes reciban la atención que necesitan para aprender y posteriormente pasen a formar parte de la fuerza laboral en México y ayuden al desarrollo de la economía del país.

Será durante dos años que se desempeñe en el puesto, tiempo en el cual pretende inculcar en los maestros investigadores que lo principal es ofrecer una buena educación a los jóvenes.

“Es una oportunidad que tenemos como Consejo de hacer saber a todo mundo de la importancia de la calidad de la educación superior en México, hay que recalcar que la actividad principal de las universidades es la formación de recursos humanos”, dijo.

Los maestros investigadores que colaboran en este tipo de organismos no reciben un salario, por lo que recalcó que pese a esto es un trabajo gratificante, “Tenemos una gran oportunidad de hacer muchas cosas, es un trabajo pesado, pero cuando después de varios años podemos ver a nuestros egresados triunfar en todos los ámbitos es de una gran satisfacción”.

Agregó que uno de los retos que espera superar en estos dos años es lograr que el CONAECQ cuente con un acuerdo internacional mediante el cual tenga validez no solo en Centro y Sudamérica, sino en un mayor número de países.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *