DestacadoEducaciónRegionalSaludSocial

Mejora salud de la maestra Taide Guadalupe Lozano Galindo

Alberto Triana

El pasado fin de semana, un conductor en estado de ebriedad provocó un accidente en el que perdió la vida una menor de 14 años de edad, mientras que su madre, la maestra de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), Taide Guadalupe Lozano Galindo, quedó gravemente herida.

El responsable fue identificado con Luis Carlos Dávila de 27 años de edad, quien, además de manejar bajo los influjos del alcohol,  no respetó la luz roja del semáforo ubicado sobre el bulevar Constitución y la calle Julián Treviño, de la colonia Nueva Los Ángeles.

Al respecto, Silvia Julieta Aguilar Sánchez, directora de la FCA, lamentó la situación y expresó su más sentido pésame hacia la docente por el sensible fallecimiento de su hija Vasti Adaia García Lozano.

Convocó, además, a misa en las canchas del plantel a las 11:30 y a las 19:30 horas del martes 8 de octubre, para orar de la salud de Lozano Galindo.

Ayer, solicitó donadores de plaquetas tipo O+ para la profesora que se encuentra en Clínia 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Gracias a Dios las personas respondieron al llamado y, en estos momentos, hay varios donadores haciendo fila. La maestra llegó al IMSS en estado de shock, perdió sangre, pero ya está mejorando”, dijo.

“Ella da clases a los alumnos de las carreras de Contador Público y Administración con Comercialización, de séptimo, octavo y noveno semestre”, agregó.

Pidió a la sociedad en general tener más conciencia de lo que se puede ocasionar al manejar en estado de ebriedad.

A las autoridades, recomendó regularizar más el control en la venta de bebidas alcohólicas, mayor vigilancia en las calles y sanciones más severas para quienes se detecten en esa condición.

“En las familias, es importante inculcar valores y educar desde niños el daño que puede ocasionar no solamente a la salud de quien consume sino también a terceras personas”, comentó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *