DestacadoMedio Ambiente

Gran Canaria afronta la peor catástrofe ambiental de su historia

El avance del fuego ha sido imparable en las últimas 48 horas. Y los próximos dos días son cruciales. El incendio ya ha devorado 10.000 hectáreas, dictan los datos aportados a última hora de este lunes por el Cabildo de Gran Canaria.
Por el momento, las llamas afectan a un perímetro de 75 kilómetros y han arrasado por el flanco derecho cientos de hectáreas del Parque Natural de Tamadaba, un espacio declarado Reserva de la Biosfera.

Este espacio de valor ecológico singular contiene 150 especies endémicas y un pinar que tardará 20 años en recomponerse. En estos momentos preocupa especialmente que el fuego llegue a otra área protegida, el Parque de Inagua, que está próximo y que de momento no se ha visto afectado por las llamas.
Durante la madrugada del lunes, se pudo dominar el flanco izquierdo del incendio, en la zona de cola, que se extendía desde los municipios de Lanzarote hasta Tejeda, al mismo tiempo que se descontrolaba a gran velocidad el flanco derecho, el que camina hacia el noroeste de la isla. Este foco, situado en la cabeza del incendio, fue el que recabó más medios del puesto de mando, adonde acudió ayer el ministro de Agricultura, Luis Planas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *