DestacadoEquidad de GéneroRegional

La Ibero lanza su protocolo para prevenir la violencia de género y la discriminación

Armando Rivera

Durante la reunión informativa para los estudiantes de nuevo ingreso de la Universidad Ibero Americana, fue presentado un nuevo protocolo que busca evitar entre la comunidad comportamientos discriminatorios por género y preferencias sexuales.

Bautizado como Protocolo para la Prevención y Atención de Violencia y Discriminación por Razones de Género u Orientación Sexual, es un documento que busca anticiparse a estas actitudes hostiles, ya sea de manera física o virtual (por lo que aquello que suceda en las redes sociales también será tomado en cuenta), con campañas de reflexión entre los estudiantes, pero, al mismo tiempo, contará con un comité que se encarga de recibir denuncias, evaluarlas, buscar una solución si es posible o, en caso de que sea necesario, sancionar.

Este grupo, conocido como Comité de Atención a Violencia y Discriminación por Razones de Género (CAVIG), está conformado por especialistas de la universidad. Según Gerardo Manrique, encargado del programa de Derechos Humanos en la UIA y quien fuera uno de los desarrolladores del protocolo, cada denuncia recibida, ya sea de manera presencial o por cualquiera de los medios de contacto, será confidencial y buscará proteger los derechos de la víctima, pero al mismo tiempo del acusado.

También hizo énfasis en que este comité estará al servicio de toda la comunidad universitaria de la Ibero, por lo que los y las docentes también podrán hacer uso de él, e incluso tiene contemplados casos específicos, sanciones y medidas de protección para las personas que laboran en la institución.

Otro de los ejes de trabajo de este esfuerzo será pugnar porque tanto las decisiones de la universidad como los planes de estudio de las diversas carreras que ahí se ofrecen tengan en cuenta una perspectiva de género, con lo que se busca también dejar de lado actitudes que pueden ser molestas y denigrantes para mujeres y personas de distintas preferencias sexuales.

Por su parte, el rector Guillermo Prieto Salinas mencionó que los jóvenes no deben ver este protocolo como una razón más para ser castigados, sino como un organismo de defensa al que pueden acudir en caso de que lo necesiten, y cuya creación era obligatoria para lograr una mayor equidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *