DestacadoEducaciónSaludSocial

La ULSa capacita a las tienditas escolares

Zulema Orrante, estudiante de Gastronomía y Nutrición en la ULSa

Pamela Macias Cepeda

  • 9 escuelas de educación básica fueron evaluadas
  • El 55.5 por ciento de las escuelas analizadas, tienen mayor venta de alimentos ultra procesados sobre los que son preparados en la tienda escolar
  • El 77.7 por ciento no conocen los estándares impuestos por el acuerdo nacional
  • Y solamente una institución tiene personal encargado que cumple con los criterios de higiene y seguridad durante la elaboración de la comida

Zulema Orrante Vázquez y Lucía Urrutia Vázquez, alumnas de octavo semestre de la carrera de Gastronomía y Nutrición que oferta la Universidad La Salle Laguna (ULSa), diagnosticaron las condiciones de los establecimientos de venta de comida en centros educativos de nivel básico.

Zulema Orrante comentó que, en la primera etapa, la cual inicio en marzo, se evaluaron tres primarias y seis secundarias, donde encontraron que el alimento más consumido es la gordita de harina y los alimentos ultra procesados (papas, refrescos, chicharrones, galletas, etcétera) son los más vendidos.

Por lo que esta mañana, en el Parque de Innovaciones de la institución, se llevó acabo la capacitación “Tienditas escolares saludables”, donde participaron autoridades educativas de la Comarca Lagunera de Durango, encargadas de los puestos de comida y profesores.

Durante el curso, las estudiantes dijeron que el 55.5 por ciento de las escuelas analizadas, tienen mayor venta de alimentos ultra procesados sobre los que son preparados en la tienda escolar.

El 77.7 por ciento no conocen los estándares impuestos por el acuerdo nacional y no se llevan a cabo acciones conforme a lo establecido. Y solamente una institución tiene personal encargado que cumple con los criterios de higiene y seguridad durante la elaboración de la comida.

“Los niños pasan en las aulas de clase la mayor parte del día. Los centros educativos, incluidos profesores, estudiantes y el personal de servicio de comidas junto con los padres de familia, han de trabajar en conjunto para apoyar la idoneidad de la nutrición”, expresó Lucía Urrutia, citando a Bergman et al.

Para finalizar presentaron una lista de alimentos que pueden fabricar y mejorar la calidad de vida de los infantes. Además, se dijo que para la segunda etapa del proyecto se dará intervención y seguimiento.

En su mensaje, Luis Arturo Dávila de León, rector de la universidad, argumentó que el sector salud y educativo irán de la mano a todos los niveles, pero haciendo hincapié en la niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *