DestacadoPolíticaRegional

Sociedad de Durango propone políticas anticorrupción

Pamela Macias Cepeda

El problema social llamado corrupción sucede cuando los servidores públicos o funcionarios utilizan el poder para conseguir beneficios económicos o políticos, que no corresponden a su mandato.

Con esa definición, hecha por Felipe de Jesús Coria Quiñones, presidente del Consejo de Participación Ciudadana de Durango, inició el foro “Socialización de la Propuesta de Política Estatal Anticorrupción para Durango”.

Fue ahí donde Jaime Hernández Coronado, miembro del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), argumentó que la concepción de la corrupción como problema estructural, con diversas vertientes, sustenta la necesidad de atacar desde varios frentes, no sólo con observación, sino con una estructura institucional y normativa.

El documento presentado durante el evento consta de cuatro ejes: Combatir la impunidad, Controlar la arbitrariedad, Involucrar a la sociedad y Fortalecer las interacciones del gobierno con la comunidad.

“El combate a la corrupción debe articularse a partir de una división de vertientes de acción o líneas políticas a las cuales se debe atender particularmente”, concluyó Coria Quiñones.

El foro continuó con dos mesas de trabajo, en las que participaron universidades de la Laguna de Durango, empresarios, cámaras empresariales, colegios de profesionistas y funcionarios.

Vertientes de rendición de cuentas, responsabilidad activa, consolidación de instituciones y cumplimiento de mandatos, fueron los temas a discutir, para finalizar con las conclusiones y presentación de resultados.

El objetivo de la actividad es hacer una propuesta de política viable para la solución de este fenómeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *