DestacadoEducaciónEquidad de GéneroNacional

“Uniforme neutro”, niños con falda y niñas con pantalón en las escuelas

Mónica Hoyos / Alberto Triana

Luego de que se diera a conocer que a partir del ciclo escolar 2019-2020 en la Ciudad de México los niños podrán usar falda y las niñas pantalón en las escuelas, la Comunidad Gay de la Laguna hizo un llamado a los padres de familia a que también permitan la libre vestimenta de sus hijos.

Fue esta semana cuando la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, acompañada del secretario de Educación Pública, Estaban Moctezuma, presentó el proyecto “Uniforme neutro”, en la Escuela Primaria “Guadalupe Ceniceros de Zavaleta”.

Ahí, expresó que una ciudad de derechos lleva la igualdad a todas las esferas y que son acciones para promover la equidad.

Al respecto, Raymundo Valdez Andrade, activista pro derecho de la Comunidad Lésbico, Gay, Travesti, Transexual, Transgénero y Bisexual, explicó que no se trata de una imposición, sino de una permisión, por lo que lo importante es la decisión que tome cada estudiante.

“No sé si beneficie o perjudique, porque es decisión de cada niña con qué se siente más cómoda, si con falda o pantalón. La cuestión es que el papá o la mamá lo permitan, porque si ellos no lo aceptan de nada va a servir que exista esta nueva medida”, dijo.

Opinión del sector académico…

Gerardo Martín, director de Vinculación y Extensión Universitaria de la Universidad Autónoma de la Laguna (UAL).

“Muy mal, porque a los niños y niñas se les causará confusiones de su supuesta libertad, de expresión, de definición de su género”.

Martha Silvia Argüelles Molina, directora del Campus Torreón de la Universidad Autónoma del Nor Este (UANE).

“El uniforme es parte de la formación de los estudiantes. No somos ingleses. Debemos de conservar nuestra cultura y en nuestra cultura los hombres usan pantalones. Sin discriminar gustos, debemos de respetar lo que hemos vivido y estamos formando”.

Miguel Barrón, estudiante en la Escuela de Bachilleres Venustiano Carranza de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC).

“Creo que hay cosas mucho más importantes y áreas de oportunidad más grandes para trabajar por la equidad de género que tienen más complejidad que esta medida, pero al final es una opción más de libertad y sí me parece positivo ya que tampoco es obligatorio”.

Julio Candia, alumno de la Licenciatura en Psicología del Instituto de Educación Media Superior “María Esther Zuno de Echeverría” (MEZE).

“Considero que ese problema es un rezago social muy normalizado y lleno de mucha falsa información y complejos que venimos arrastrando desde muchas generaciones atrás, repitiendo patrones de conducta.  Normalizados por miedo a la igualdad, a perder el control sobre otro género, exhibiendo la gran ignorancia de la cual nos registramos por miedo a que digan que no somos hombres, por necesidad de pertenecer en un sistema caducó que ya no funcionó. El día que dejemos de ver al hombre como masculino y a la mujer como femenino habremos entendido todo”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *