RegionalSalud

Hombres más propensos a tener lesión lumbar

Son quienes más realizan trabajos que alto impacto

Cuando no es tan grave el daño, con reposo desaparecen las molestias

Mantener un peso adecuado, abatir el sedentarismo con una caminata diaria, adoptar posturas adecuadas, evitar permanecer por largos periodos sentados, y hacer lo posible por no cargar objetos pesados, son algunas de las principales recomendaciones para prevenir el dolor lumbar.

El especialista en rehabilitación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria, (UMAA), No. 89, Saúl Segovia López, explica que los síntomas principales son dolencia e inflamación en la espalda baja –arriba de la cadera-, a consecuencia de una distención muscular lumbar.

La obesidad y sobrepeso son factores fundamentales para estimular las molestias, por lo que se aconseja mantener el peso adecuado y practicar deporte de bajo impacto.

De acuerdo a las actividades de cada persona, el experto recomienda que al hacer las actividades cotidianas se deben mantener posturas acordes al trabajo y, si son de carga excesiva, utilizar un cinturón protector.

Quienes tienen un mayor riesgo son las personas con pie plano, por lo general el daño se manifiesta en la etapa de la adolescencia y en edad avanzada por desgaste articular.

Cuando se revelan estas señales se debe acudir con el médico familiar quien se encarga de valorar si deriva al paciente con algún especialista mismo que pueden ser traumatólogo, médico rehabilitador o cirujano de columna. De no atenderse a tiempo la lumbalgia puede provocar daños en los cuerpos vertebrales, hernias de disco o afectar el nervio ciático.

A partir de los 30 años al realizar sobre esfuerzos sin tener una adecuada higiene de columna se agudizan las molestias; es más común en hombres, debido a que son quienes realizan trabajo de alto impacto, aunque las mujeres no están exentas de sufrirlas.

Cuando la afectación no es grave, con reposo y cambio en los hábitos posturales se puede resolver, sin embargo al producirse alguna lesión puede llegar a ser incapacitante y requerir de cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *