Uncategorized

“Desplazamientos… diario de un viaje” en el TIM

Mónica Hoyos

Eran las 19:40 horas del miércoles 15 de mayo cuando me encontraba parada frente a él, una vez más, me maravillaba con esas marcas que el tiempo le ha dejado, ese olor que esconde años de historias, con cada pieza que lo conforma y en silencio lo sostiene.

Ansiosa para ver de primera mano lo que el Teatro Isauro Martínez tendría preparado para mí, decidí acercarme con pequeños pasos hacia su interior y mi reflejo fue lo primero que encontré. En busca de unas palabras y apresurada antes de escuchar una primera llamada, solicité permiso para adentrarme aún más en él, pues era ahí donde se encontraban los protagonistas de esta cita, los artistas Jesús García, Mario Gómez, Sara Ovalle, Berenice Ovalle, y los bailarines invitados, Gustavo García, Daniela Guzmán y Victoria Pérez, integrantes de la compañía Mezquite Danza Contemporánea a cargo del Maestro Jaime Hinojosa, la cual fue fundada hace 22 años en la Comarca Lagunera.

Con gusto y admiración, al conocer su trayectoria, los salude y solicité unas palabras en nombre de este periódico de expresión universitaria, una introducción fue lo que recibí por parte de la reconocida bailarina Lagunera Sara, quien frente a la grabadora comentó “este es un nuevo formato para la compañía, es una obra completa que se fragmenta en varias historias y trata sobre la migración literal y metafóricamente, es decir que la creación tiene tanto que ver como con la vida, cambio de ideas, residencias, de movimiento” a lo que Jesús agregó ” como lo que ha vivido la compañía, otros tipos de obras, nuevas formas de abordar, cambios de residencia, primero la Casa de la Cultura de Gómez Palacio, después el Centro de Iniciación Artística Pilar Rioja de donde fuimos echados y ahora vinimos al Teatro Isauro Martínez, que se podría decir la segunda casa de la compañía”. Al son de una segunda llamada nos despedimos, agradecí su tiempo y me dirigí hacia el primer asiento de la séptima fila del teatro.

“Desplazamientos… diario de un viaje” comenzó en punto de las 20:13 horas con 4 bailarines de los siete en total en escena ante un público de no más de 70 asistentes. Cuatro maletas, una lona blanca y sus cuerpos iniciaron a contar la historia, una aventura que echaría a volar la imaginación de los presentes. Palabras en silencio y a la par gritando a través sus músculos, me contaron la historia de esos cuatro artistas, un director, una compañía, una sociedad, un amigo, un familiar, tú historia y la mía. Sus cuerpos flotando en el escenario durante 42 minutos, sus rostros cambiando poco a poco hacia el agobio, una lucha interna por una meta que lograr, resignación y resistencia en un camino lleno de vida, injusticia, felicidad, egolatría, compasión, danza y muerte. Bajó el telón y resonaron los aplausos en punto de las 20:55 horas, un ambiente de zozobra se hacía notar entre todos los ahí citados, al cabo de algunos minutos, comprendimos que la historia había terminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *