DestacadoEducaciónMedio AmbienteRegionalReportaje

Energías renovables, ¿sí o no?

Entrevistas con Nancy Lizeth Morales Díaz y Jesús María Carrillo Martínez (UTLD), y Ricardo Ramírez Vargas (ULSA Laguna), especialistas en esta área.

Armando Rivera

Desde la campaña que lo llevó a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador ha insistido en la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, para hacer más viable y menos costoso la adquisición de gasolina.

Sin embargo, han existido voces críticas, entre éstas la de Greenpeace, que piden una reconsideración del tema y que se enfoque la mirada en el futuro: las energías renovables. Por esa razón, entrevistamos a especialistas en el tema en la región.

Nancy Lizeth Morales Díaz y Jesús María Carrillo Martínez, profesores de tiempo completo de la carrera en Energías renovables en la Universidad Tecnológica de la Laguna de Durango

  1. ¿Es viable pasar a las energías renovables o seguir con los hidrocarburos?

Jesús Carrillo (JC): En los ejes que tiene este nuevo gobierno le han apostado muy poco a las energías renovables. No sé si por desconocimiento o por falta de consejeros, porque como país tenemos varias fuentes, como el viento o el sol, que podemos explotar de mejor manera, con menor impacto ambiental, en lugar de apostar por refinerías.

Nancy Morales (NM): El uso de las energías tradicionales impacta fuertemente en el ambiente. La Organización de las Naciones Unidas pide que esto se reduzca, y una medida es el uso de energías renovables, porque el uso de combustibles fósiles impacta desde su extracción, el transporte, en su producción y su uso. Hoy estamos en un punto de incertidumbre, porque todavía no ha salido el Plan Nacional de Desarrollo, el Plan Nacional de Energía. Sólo hay rumores y esto puede afectar las inversiones futuras. Pero tampoco podemos ser tajantes para estar en contra de los combustibles fósiles, pues nuestros carros las usan, aunque sí hay que apostar por las energías renovables.

  1. ¿Qué energías renovables son buenas para la Laguna?

JC: En la región tenemos la riqueza del sol como recurso natural. Somos uno de los cinco estados con mayor índice de radiación solar, como también Chihuahua, Coahuila, Baja California y Sonora.

También se pueden aprovechar las fuentes alternas como la biomasa, porque tenemos la cuenca lechera más grande de América Latina, y todo el residuo que se genera en los establos se puede aprovechar para hacer biogás y transformarlo en energía eléctrica.

NM: Otro recurso que tenemos son los rellenos sanitarios, que son problemas por los incendios. Pero ahí hay un gran potencial, porque la basura nos genera gas metano, que se usaría para crear electricidad. Este gas produce un efecto invernadero y podría pasarse a dióxido de carbono, que es cierto que es contaminante, aunque mucho menos que el metano. Es otra oportunidad que requiere inversión y una campaña de recolección, pues hay residuos que no se aprovechan, como la poda de los árboles.

  1. ¿Qué beneficios traen utilizar estas fuentes de energía alternas?

JC: No contaminan a esos niveles ni generan tantos residuos.

NM: La generación de empleos, la disminución de gases en la atmósfera, un mejor aprovechamiento de los recursos naturales. También hay incentivos fiscales para quienes usan energías limpias, da mejor imagen a las empresas y a las universidades. Esto también fomenta la investigación.

  1. ¿Es caro apostar por energías renovables?

JC: En los últimos cinco años han disminuido los costos en sistemas fotovoltaicos. Otras todavía son muy caras de instalarse, pero el retorno de la inversión es rápido.

Ricardo Ramírez Vargas, coordinador de la carrera en Energías renovables en la Universidad La Salle Laguna

  1. No nos podemos casar con una tecnología. Tenemos que aprovechar las bondades de varias. Para elegirlas, hay que tomar en cuenta diversos factores, desde la contaminación, el deterioro de la capa de ozono y saber con qué contamos. México tiene petróleo crudo, refinerías, una infraestructura para caminar en el área de combustibles fósiles para los automóviles, pero si tomamos en cuenta el estado del ambiente, debe recapacitarse. El automóvil eléctrico y el híbrido son un hecho. El país puede participar en la producción de autos de este tipo, hay infraestructura material y recursos humanos.

Todo esto tendría que analizarse bien, pensando en el futuro del país, de la gente y la contaminación mundial, porque ésta la causamos todos. No se puede tomar una decisión así tan fácil, ni para un lado ni para otro. Requiere un estudio a fondo, y tenemos mucha gente en el país que puede ayudar a tomar la decisión correcta en ese sentido.

  1. Definitivamente la solar. Cuando yo estudié Energía solar en Alemania hace 30 años, la gente en la Laguna no creía que se pudiera usar en la región. Pero hoy tenemos aquí la planta más importante en Latinoamérica, de la empresa ENEL Green Power, de Italia. Eso quiere decir que estamos en una región que vale la pena usar fotoceldas para crear energía eléctrica. También tenemos los molinos de viento, medios térmicos con sal fundida para crear vapor y mover una termoeléctrica común, que es algo que sólo usa Chile en América Latina. Esta alternativa puede generar electricidad durante las horas que no hay sol. Eso sí, hoy es más común ver que en la región haya apuestas por tipos de energías renovables.
  2. El impacto ambiental se reduce, no tendríamos dependencia de una empresa extranjera.
  3. Es un reto de las energías, hacerlas más asequibles para que se vuelvan más rentables y se popularice su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *