Arte y CulturaCrónicaDestacadoRegionalSocial

El de la Camerata, un concierto emocional

> Falta público que valore estos eventos, dicen a entretodos.mx
Mónica Hoyos

Paz emocional y mental es lo que dijeron sentir los asistentes al octavo concierto de temporada de la Camerata de Coahuila en el Teatro Nazas.

En esta ocasión, alumnos del Colegio Cervantes de Torreón, con su coro fundado en 1989, acompañaron a la soprano Luz Alicia Ávila y a la alto Vanessa Jara, todos ellos al unisono de la orquesta de músicos profesionales de alto nivel y de diversas procedencias que conforman la Camerata de Coahuila, dirigida por Ramón Shade.

A lo largo de una hora ofrecieron al publico asistente el Stabat Mater, un poema de origen griego medieval, cuyo texto medita sobre los sufrimientos que padece la virgen María durante la crucifixión de su hijo, y con ello dar la bienvenida a la Semana Santa.

“Siento una calma, me encanta, me llega tanto que descanso, entonces es para mí un clímax, mi confort, porque hay música que te altera y esto no, te tranquiliza el alma”, externó Debhora Rodríguez, asistente al concierto.

Un total de 754 personas ocuparon cerca del 52 por ciento de la capacidad del Teatro Nazas, en su mayoría adultos mayores, quienes reconocen la falta de educación y cultura en la región.

“Hay lugares vacíos y generalmente así es, no sabemos apreciar, siento que falta difusión, educación y cultura del pueblo de Torreón, nos falta educarnos, porque un evento de esta índole no debe desaprovecharse”, manifestó María de los Ángeles Díaz, quien habló para esta publicación universitaria.

Según la fundación Beethoven, la música clásica influye en el estado de ánimo e incluso tiene una influencia positiva en el tratamiento de algunas enfermedades.

Y así con unos minutos de aplausos y 11 melodías de duelo cerró la Camerata de Coahuila su octavo concierto de temporada en compañía de sus invitados especiales; será hasta el próximo 10 de mayo su siguiente presentación en la que esperan contar con más público de todas las edades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *