DestacadoNacional

Existe un discurso de odio contra comunidad LGBTI en Coahuila; activistas

Entre la Ciudad de México y Monclova existe una distancia de más de mil kilómetros, más de 11 horas de viaje por carretera. Entre ambas parece haber una zanja abismal. La noche del 25 de junio, mientras en la capital mexicana continuaban, en diferentes bares y restaurantes, los festejos con motivo de la XXXVIII Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travestí, Transgénero e Intersexual; en Monclova, Coahuila, lo que parecía una noche cotidiana para Fátima y Jessica, se transformó en una lamentable situación derivada de un discurso de odio contra la diversidad sexual.

Ambas acudieron a una tienda de conveniencia sobre la avenida Las Torres, esquina con Avenida Gustavo Díaz Ordaz,  al oriente de la ciudad coahuilense, después de una larga jornada laboral, para comprar algo de cenar. Ambas  conformaban una pareja que se había casado hace algún tiempo y hacían su vida en conjunto, algo que nunca trataban de ocultar.

A la salida de la realización de sus compras, en el estacionamiento de la tienda, un hombre, que llego en una camioneta Ford Lobo,  las comienza a agredir por su aspecto haciéndoles comentarios alusivos a sus preferencias sexuales. Ellas optaron por ignorar la situación y proseguir su camino. Sin embargo, jamás pensaron que el individuo las seguiría y las chocaría por detrás metros más delante de la tienda.

Ante los hechos, Jessica descendió del vehículo para esclarecer la situación y pedir que se le pagaran los daños. El conductor de la camioneta descendió y sin mediar palabras disparó, con un rifle, al cuello de Jessica, quien de inmediato cayó sobre el pavimento. El agresor subió rápidamente a su camioneta y la atropelló, arrastrándola sobre el pavimento por varios metros hasta que el cuerpo quedo inerte sobre al arroyo vehicular.

Los paramédicos llegaron y condujeron a la técnica en electromecánica a la Clínica 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social donde estuvo internada durante cinco días hasta que el pasado 30 de junio falleció, de 21 años, como consecuencia de las heridas derivadas del atropellamiento.

Mientras Jessica era conducida al hospital, la Policía municipal trasladaba a Fátima al ministerio público por considerarla sospechosa de los hechos, a pesar de que ella les describió físicamente al agresor, un hombre de entre 27 y 32 años.  y de su vehículo fue puesta a disposición de las autoridades ministeriales, las cuales, asegura la familia de Fátima, la torturaron  “con golpes en la cabeza y pisotones en los pies” para que confesara que ella había asesinado a su pareja, además de habérsele aplicado la prueba de parafina para descartar que ella hubiera detonado un arma de fuego.

Tras 48 horas de detención, Fátima salió e interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos  y otra ante la Agencia Receptora de Denuncias del Estado por los hechos a fin de que sancionen a quienes la mantuvieron detenida y torturaron.

Por su parte, las autoridades, en un principio, dieron el reporte de que la persona agredida había sido un hombre al que habían acuchillado.

El segundo del mes

Quince días antes, en Nava, Coahuila, muy cerca de la frontera con Estados Unidos, se reportó el hallazgo del cuerpo sin vida de Evelin Abigail, asidua participante en concursos de belleza “gay”, con huellas de tortura.

Reconocida en la comunidad por su apertura a favor de la comunidad LGBTTTI, sobretodo de las personas trans, desapareció entre el sábado 11 y el domingo 12 de junio de este año, por lo que sus amistades la comenzaron a buscar a través de redes sociales. Sus familiares, que viven en ejido Cascajera, tampoco tenían noticias de ella.

Fue hasta el 15 de junio que las autoridades notificaron que su cuerpo fue hallado en un baldío en la colonia Las Torres y abrieron una carpeta de investigación. El Delegado de la Procuraduría de Justicia en la zona norte uno, Everardo Javier Lazo Chapa, dijo que se tienen líneas de investigación sólidas así como una orden de aprehensión contra quien resulte culpable.

Entre 2014 y 2015, en Coahuila, se registraron 13 crímenes de odio contra integrantes de la comunidad LGBTTTI local.

Pink. Discurso de odio

La batalla del fin de todos los tiempos será en Armagedón, según relata la Biblia en los versículos referente al apocalipsis o el fin del mundo. De esta batalla saldrá victorioso Dios, quien se impondrá ante todos los millones de seguidores del anticristo congregados en su contra. En el siglo XXI, el nombre fue retomado por Francisco del Toro para fundar una casa productora de películas que, según el propio Del Toro, “tienen mensajes diferentes” en cuanto a temas como la adopción por parte de parejas conformadas por personas del mismo sexo y el sida, y cuyo logo incluye una espada y una corona.

Su más reciente filme, Pink, contiene uno de esos “mensajes diferentes” sobre el tema de la adopción por parte de parejas del mismo sexo. La historia narra las vicisitudes de una pareja de hombres homosexuales que desean adoptar a un menor y las consecuencias de sus actos, entre ellos, que el menor se “haga gay” y que uno de los protagonistas adquiera el VIH.

Este “mensaje diferente” fue exhibido por primera vez en uno de los centros de rehabilitación de Cristo Vive, grupo religioso, que se presenta como asociación civil, conformado por Carlos Alberto Pacheco Coronado, coahuilense, habitante de Saltillo, quien asegura haber tenido una revelación tras haber mientras estaba “en las garras” del alcohol, y a partir de ahí, dedicarse a “apoyar “ a otras personas a reintegrarse a la sociedad tras haber caído en las drogas, el alcohol, la violencia y el crimen a través de la palabra de Dios.

Su mensaje ha sido tan efectivo, mostrando videos de ex sicarios que aseguran haberse alejado de las malas conductas, que cuenta con sedes en diferentes partes de la República mexicana con iglesias y casas de reinserción social.

En la casa matriz de Saltillo,  Paco del Toro, como se le conoce en el mundo del cine, decidió proyectar, de manera pública, por primera vez, su película Pink, en el mes de enero.

Una de las proyecciones menos sonadas, pero que se llevó a cabo en la ciudad de México, días antes, el 16 de febrero, fue a la que acudieron integrantes del Partido Encuentro Social, el cual, el año pasado, candidateo a Eduardo Pacheco, primo hermano del pastor Carlos Pacheco, director de la organización Rescatando a la Familia, y representante legal de Cristo Vive y aspirante a diputado por el Partido Encuentro Social.

Eduardo ha sido abierto promotor de la defensa al derecho a la vida y de la familia. El año pasado, ante la propuesta de permitir la interrupción legal del embarazo  por parte del gobernador de Coahuila, Rubén Moreira,  fue respaldado por el Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en Coahuila, Bernardo González, para encabezar acciones contra la propuesta, entre ellas una campaña que también acompañó el Partido Encuentro Social.

En febrero de este año, durante la presentación de la película en su tierra natal y la de Del Toro, mencionó que esperaba que “una reacción”  e invitó “…. a las comunidades que agrupan a personas homosexuales a que vayan y vean la película. Cuando ellos conozcan el material es muy probable que en gran parte de ellos entre en esta consciencia de definir qué conviene y qué no conviene como sociedad”.

Asimismo, acusó al gobierno coahuilense de discriminar a las personas heterosexuales porque “La última entrega que se hizo de 10 menores, tres fueron a parejas homosexuales. Es significativo si desde hace años hay más de 350 solicitudes de parejas heterosexuales que no han sido atendidas, llega un modelo distinto y los homosexuales a más tardar en 8 meses lo consiguen”.

Cristo Vive

La organización al igual que su pastor, Carlos, y su primo, Eduardo han sido multados por la Dirección General para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación en el Estado de Coahuila ante la emisión de mensajes homofóbicos ante la aprobación de la reforma al Código Civil de la entidad que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Además de señalarse como “víctimas de persecución”, Cristo Vive organizó una marcha multitudinaria en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, en la que participaron miles de personas para exigir la derogación de la reforma que permitió el reconocimiento de la figura jurídica.

El lema de la marcha era “Rescatando a la familia” y durante el acto final, el pastor Carlos Pacheco destacó la cita de Génesis 1:27 y 28 en la Biblia que dice: “Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó y los bendijo y les dijo fructificad y multiplicaos”.

Su relación con la clase política local no es desconocida. En septiembre pasado, el alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, acudió a una de las sedes de la organización, con motivo de la inauguración de la Semana Municipal de Protección Civil, para realizar un simulacro. Durante el acto, Carlos Pacheco dijo que “Dios hablaba a través del Edil, y todo aquel que esté en contra del Alcalde, está en contra de Jesús”.

Eduardo Pacheco ha señalado en múltiples ocasiones que  los homosexuales quieren a los niños para “sodomizarlos”. Por eso, al igual que muchos correligionarios de Encuentro Social, apuestan por una reforma legal que garantice un sistema de adopción integral que facilite el proceso para que los niños puedan ser adoptados y se promuevan sistemas y órganos de protección a menores.

De acuerdo con el sitio web del partido, lidereado por Hugo Erick Cervantes, la institución política “busca la reconciliación nacional a partir de la familia: a partir del amor de los padres a sus hijos y de los hijos a sus padres”.

Por esa razón, una de sus banderas políticas es la búsqueda de la promulgación de la Ley General de Adopción, ya ingresada a la Cámara de Diputados, que tiene como finalidad  simplificar y facilitar los procedimientos de adopción, de manera que todos los niños mexicanos tengan derecho a formar parte de una familia; crear un piso mínimo de temas que deberán ser regulados y desarrollados por las legislaturas de las entidades federativas en materia de adopción; cumplir con los compromisos generales adquiridos por el Estado mexicano en esta materia armonizando la legislación con el contenido de los instrumentos internacionales de aplicación obligatoria, y fortalecer en todo el territorio nacional el andamiaje jurídico que protege a la familia, por medio de una mejor regulación que redundará en mayores y mejores oportunidades para quienes en el futuro serán adoptados.

Además, los integrantes de la bancada de Encuentro Social en la Cámara de Diputados gestionaron la creación de la Comisión de la Familia en el órgano legislativo, la cual, tras protestas de varios partidos políticos, fue denominada de Familias.

El líder del partido de reciente creación ha negado ser ministro de culto religioso y que su partido sea cristiano. Ha reconocido que se han sumado muchas iglesias como Amistad Cristiana, el Centro Cristiano Calacoaya, Vida Nueva, entre otras,  que tienen agendas similares en puntos como la familia tradicional, la oposición al aborto y el matrimonio gay.

El mismo día que se dio a conocer el asesinato de Evelin Abigail, Eduardo Pacheco salió ante los medios de comunicación para afirmar que en Cristo Vive se han curado a 40 hombres homosexuales a través de la lectura de la Biblia, y actualmente, hay otros 20 en procesos de recuperación.

Indignación y temor

De acuerdo con Noé Leonardo Ruíz de Comunidad San Aelredo, en Coahuila, a pesar de que se ha legislado en materia de matrimonio igualitario, y anteriormente, sobre uniones civiles, se ha generado un discurso de odio influenciado por diferentes iglesias cristianas y católicas en el que se dice que se acepta la homosexualidad pero no la adopción o el matrimonio.

El problema, aseguró el activista, es que bajo esta perspectiva mucha gente puede pensar que agredir a una persona por su orientación sexual o identidad de género es algo que no está mal porque defiende su ideología.

Por su parte,  la Red de Madres Lesbianas en México exigió  a Homero Ramos Gloria , Procurador General de Justicia del Estado de Coahuila, dar seguimiento al caso y que el culpable sea procesado con la debida diligencia en estricto apego a los estándares más altos para investigar y sancionar los crímenes y actos violentos contra las personas LGBTI, así mismo que actúen en consecuencia y acorde a la ley considerando que el código penal de Coahuila contiene la figura de feminicidio.

Asimismo, condenaron todo acto de violencia lesbofóbica y misógina y demandó  tomar medidas inmediatas para detener la creciente violencia feminicida hacia las mujeres por su orientación sexual e identidad de género en nuestro país.

La Comisión Ejecutiva de  Atención a Víctimas  ya entró en contacto con la Comisión Estatal de Atención a Víctimas de Coahuila, con el fin de estar pendiente del caso y poder intervenir en el marco de sus facultades, y con la viuda para prestarle medidas de atención inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *