DestacadoNacionalRegionalUncategorized

Tienen mayoría de niños mentalidad cultivada de violencia e impunidad

Nota-4852-violencia_191012

 

Alberto Triana

Debido al entorno social, la mayoría de los niños que han nacido a partir del año 2000 se han venido educando sin un anclaje familiar, religioso y escolar, afirmó Roberto López Franco, psicólogo y catedrático de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C).

En lo que se refiere al anclaje familiar, aseveró que ahí es donde se fomentan los valores, lo que propiciaba nuevas generaciones más respetuosas hacia los demás, sin embargo dejó de ser así.

En lo que concierne al ámbito religioso, también afirmó que se olvidó se impulsar valores más transcendentales.

En cuanto a la escuela, mencionó que ha dejado de ser un espacio de integración ciudadana y cívica.

“Entonces los niños nacen ya en entornos con pocos anclajes y a raíz de la violencia que se desata en el 2007, y que luego vamos viendo cómo se configura en todo el país, estos niños tienen aproximadamente siete u ocho años viviendo en entornos muy violentos donde ven cosas como la impunidad, ven eventos desgarradores donde el cuerpo de un ser humano puede ser destruido en tanques de ácido, por ejemplo, cuerpos descuartizados, mujeres violadas, tiradas en las calles, balaceras que permanecen impunes.

“Entonces las niñas y los niños traen en su mente cultivado un entorno de violencia, que además tiene como elemento clave la impunidad”, externó.

Lo anterior, señaló, se ha venido manifestando en las escuelas, donde ejercen lo observado en las calles a través del denominado “bullying”.

No obstante, también la afectación en los menores por el entorno se refleja en los múltiples casos de maltrato contra los animales, lamentó López Franco.